FANDOM


Articles-256004 foto g

Alejandro Gamboa Medina

"Otro reto que surgió al plantearme esta investigación fue delimitar los elementos teóricos a partir de los cuales llevar a cabo el análisis. En primera instancia, las reflexiones propuestas en este libro están inevitablemente relacionadas con la idea de la política, sin embargo parto de una previa renuncia a intentar una definición del término, cuya complejidad y mutabilidad desbordaría completamente este estudio. La política cómo posibilidad de ordenamiento y constitución de lo social, es entendida conmunmente desde dos puntos de vista: por un lado, están las teorías que defienden una noción de política como acción instituyente (la posibilidad de construir una sociedad sobre la base de la libertad y el concenso, respetando la diversidad) y por otro, las teorías que entienden la política una institucionalización (la regularización de las relaciones de poder y de control de lo social, la política como una acción instrumental para gobernar las sociedades).

No obstante, más allá de esta polaridad existe una tercera dimensión de la política como expresión simbólica, que tomo prestad del politólogo chileno-alemánNorbert Lechener . Esa idea de política se refiere a la manera como los individuos se entienden y asumen como parte de lo social, es decir, el modo en que las personas, enmarcadas en su contexto particular, se representa una idea de política y lugar que desempeñan dentro de esto. Más que una práctica objetiva o institucionalizada, la política como expresión simbólica se refiere al cambiante ( y, en ocaciones, irracional) conjunto de ideas y prácticas con que las personas construyen sus propios imaginarios políticos. En efecto, el imaginario dominante hace 40 años no es el mismo dominante hoy en día. Arriegándolo a una generalización tendenciosa, en este estudio parto de la idea de que el imaginario político de buena parte de los jóvenes de la década del setenta estaba marcado por una idea de la política como posibilidad de cambio, como compromiso, libertad, y revolución, como algo cercano y constituyente de lo social.

Situados en este imaginario, la acción política era vista como una estrategia para re-construir el mundo. La lucha social, caracterizada como una serie de acciones que ciertos sectores de la población llevaban a cabo para efectuar reivindicaciones políticas y económicas o para manifestar su malestar frente a la situación socioeconómica, era concebida como un mecanismo de levantamiento de la población para promover estructuras sociales no excluyentes.

Ahora bien, este es un libro que se refiere fundamentalmente al "arte político", no obstante, así como no asumo una definición estable de política, tampoco intento establecer una definición taxativa de arte político. Arte político no es un estilo , una racionalidad inmanente ni unprograma con fundamento propio; no designa ningún territorio estable de la estética ni de la política. Arte político es el nombre de un encuentro problemático de dos esfera, en el que se exponen sus paradojas y limitaciones. "


"El Taller 4 Rojo: entre la práctica artística y la lucha social" Alejandro Gamboa. IDARTES . Premio Ensayo Histórico, teórico o crítico sobre el campo del Arte Colombiano. Convocatoria 2010.